“PRIPRINT SOLVENTA UN PROBLEMA QUE EXISTE”

Internet y los nuevos emprendedores se han entendido a la perfección. La red permite hacer barato y eso genera oportunidades de negocio. Solo falta descubrir una necesidad y empaparse de conocimientos sobre cómo solucionar ese cabo suelto, o rodearse de los profesionales que tienen las aptitudes necesarias. Helios Aliaga, ingeniero de telecomunicaciones por la Universidad Miguel Hernández de Elche, dejó su trabajo en IBM para traer al mundo real las ideas que ahora son sus empresas. Una de ellas es Priprint.

 Priprint es una plataforma para imprimir por Internet. Una red que busca conectar con la mayor cantidad de copisterías posibles para poder ofrecer un servicio a la sociedad. “Estas empresas son realmente nuestros clientes porque a cambio de una cuota mensual les vamos a dar un número de usuarios potenciales que utilizarán por cercanía su establecimiento para imprimir”, explica Aliaga. En definitiva, una herramienta nueva para captar consumidores, fidelizar los que ya tienen y que mejora la productividad ya que, por ejemplo, se evita el envío de documentos en formatos extraños, algo que pasa de forma constante en los envíos por email, añade el emprendedor.

“Por lo general hay aceptación y hemos podido comprobar que la herramienta solventa un problema que existe”, opina el creador de Priprint. Aliga cuenta que la idea surgió un día con unos amigos. Quedaron como otras veces para hablar de negocios que podrían triunfar en su pueblo, en Petrer, y surgió la posibilidad de montar una copistería. Tras debatir sobre el tema con argumentos de que eso ya está muy trillado y que encima requería una inversión arriesgada comenzaron a buscar alternativas usando las ventajas de internet. Se decantaron por introducir algo nuevo en este sector: un modelo colaborativo.

 “Un modelo colaborativo es poner común conocimiento y unir fuerzas para abordar proyectos en el mercado”, explica el director de la Agencia de Publicidad Símbolo Ingenio Creativo. Al no poder tener una estructura empresarial tradicional, hay que pensar cuáles son las debilidades y buscarles soluciones para transformarlas en una fortaleza, añade.

Símbolo Creativo utiliza el modelo colaborativo en su estructura interna para generar los mínimos costes fijos. Decidieron todos sus miembros ser autónomos y trabajar bajo la marca de la empresa, cuenta su director. Últimamente, en este sentido, las empresas suelen usar un sistema mixto manteniendo la base tradicional de trabajadores con contrato y usando profesionales freelance para aspectos especializados. De este modo funciona Tuyyoqué, cuenta su creador Sergio M. Mahugo.

En el caso de Priprint, la estructura se asemeja a la de Símbolo Creativo por dos factores. El equipo está compuesto por tres socio-amigos y aúnan fuerzas mediante el acuerdo con otras empresas debido a que ellos no pueden crear una cadena de copisterías.

Aliaga explica que desde el principio ya pensaron que podían funcionar bien porque uno de ellos tiene competencias de gestión y administración de empresas y los dos restantes un perfil más técnico. Mientras Aliaga se decanta más por el diseño web que hace referencia la visualización de la página (front-end) el otro compañero es ducho como administrador elaborando los respectivos sistemas de acción que hacen funcionar y automatizar la plataforma (back-end). “Hicimos una prueba una semana, vimos que podía tener futuro y nos repartimos el trabajo para que cada uno avanzara cuando le fuera posible”, explica Aliaga.

Trabajaron desde casa ya que cada uno tiene horarios totalmente diferentes. Uno es profesor a jornada partida, otro es informático a intensiva y Aliaga llevaba otros proyectos marcha, como Petpandi. Como al principio era una fase de desarrollo, más conceptual, crearon un documento en común por Google donde apuntaban todas las tareas y siempre se reunían una vez a la semana en casa de alguno de ellos, observaban cuáles eran los avances y establecían los siguientes pasos. “En total cuatro meses de desarrollo y unos cinco meses lista y en línea”, calcula Aliga.

Promocionar el proyecto

El siguiente paso ha sido darlo a conocer. Para ello han utilizado varias estrategias: “Creamos perfiles de Priprint en Twitter y Facebook, hicimos una pequeña inversión en Google Adwords, alguna campaña de mailing y sobre todo una intensiva actividad de comercial presentándonos directamente en los establecimientos”, explica. Además, han diseñado algo de cartelería, unos flyers, y para este mes de septiembre tienen pensado una promoción por las universidades que se iniciará en la UMH pero que pretende extenderse por todos los centros nacionales.

“De momento sí que hay aceptación. A las copisterías les gusta la idea. Ahora mismo en la plataforma tenemos alrededor de 150 usuarios y 21 puntos priprint”, recuerda Aliaga. Para lograr aceptación de la plataforma por parte de las copisterías regalan dos meses gratuitos de prueba. “Además hemos establecido que nuestra filosofía va a ser que si una copistería se da de alta, pasa ese tiempo y no está ganado con nosotros esos 9,90 euros que cuesta la cuota lo prolongaremos. Si no le llega a ser rentable no tiene que pagar”, informa el ingeniero.

También están estudiando la manera de mejorar la relación entre usuario y copistería. Optimizando la relación que establecen a la hora de realizar un pedido, y se basa en tabular todo el contenido que pueda ser susceptible de ello como los tipos de formatos disponibles, los tamaños de la impresión, el tipo de papel, si es a color, etcétera. Pues de esta manera se evitará que no haya ninguna duda entre las dos partes para la comprensión del pedido.

Aliaga explica que necesariamente el usuario deberá ir a recoger su pedido al establecimiento pero están desarrollando incluir un servicio de pago online. “Una vez lo establezcamos habrá que estudiar las fórmulas que aplicaremos en este sentido. Un ejemplo puede ser incrementar la cuota mensual cuando superen un cierto volumen de ventas, pero ya se andará”, incluye.

La red ahora mismo está en marcha y Aliaga explica que no necesita mantenimiento. Lo que sí que realizan son mejoras en algún aspecto o recurso.“Esto es completamente autónomo pero si surge algún problema creo que tenemos rapidez de acción”, opina Aliga. También están desarrollando la aplicación de móvil pero informa que lo primordial es  conseguir clientes y que la gente comience a utilizarlo.

En la actualidad no cuentan solo los conocimientos, las habilidades también. El esfuerzo, la implicación, la innovación, las personas creativas son las que se llevarán el gato al agua, opina el consultor de Solvem Roberto Martínez.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s